Aunque semanas atrás hablaba del género del musical, esta semana vuelvo a él pero con una obra peculiar, “La Bella y la Bestia”.


Es un musical basado en la película del mismo nombre realizada por Walt Disney en 1991. Un año después, la misma empresa tuvo la idea de convertir la cinta de dibujos animados en una obra de teatro que conservara las canciones, y que se estrenó en 1994 en Broadway.


La historia es un cuento de hadas, donde la conjugación de sus elementos, dan lugar a las canciones que son el alma de este musical.




Los personajes no tienen desperdicio alguno. Los personajes que interpretan Lumier, Din-Don y la señorita Pots recrean fantásticamente la película infantil. El vestuario y el atrezzo es sensacional y muy elaborado.



Esta película de dibujos animados se ha convertido con imaginación en teatro; en un espectáculo vivo que se ve en directo. De esta forma, el ritmo, el sonido, los diálogos, canciones y actuaciones recrean, en su conjunto, efectos cinematográficos.


Es un montaje apto para todos los públicos: niños, adolescentes y mayores disfrutamos con el espectáculo que tiene todo perfectamente organizado para que nada falle: iluminación, decorados, vestuarios, efectos especiales, música acorde con el desarrollo de la historia...



Aqui teneis un video de una interpretación en Madrid del musical. En mi opinión merece la pena verlo la verdad, es muy bonito y la interpretación es muy buena. ¡Hasta la semana que viene!

OHIANE URKIJO